Ablatherm® HIFU, ¿cuáles son las ventajas para el paciente?

Quality of life

Ablatherm® HIFU, ¿cuáles son las ventajas para el paciente?

Tratamiento no invasivo: para regresar rápidamente a la vida normal

Ablatherm® HIFU es un tratamiento "no invasivo", es decir que no se realiza incisión alguna y que por lo tanto no hay cicatriz. El impacto sobre los órganos vecinos como el esfínter urinario (continencia) y los nervios de la erección es limitado. Se introduce la sonda de tratamiento Ablatherm® HIFU en el recto, lo que permite alcanzar muy fácilmente la próstata, dado que ésta se encuentra inmediatamente detrás de la pared del recto.

Tratamiento sin radiación que se puede repetir

Al contrario de los rayos de radioterapia, los ultrasonidos son ondas inofensivas utilizadas, entre otros, para las realizar imágenes de embarazo. Con la tecnología HIFU, se focaliza las mismas ondas inofensivas y de mayor intensidad para lograr un efecto terapéutico y tratar el cáncer de la próstata.

Tratamiento personalizado: radical o "focal"

Con Ablatherm® HIFU, el urólogo realiza un tratamiento a medida en función de la anatomía de la próstata, del deseo del paciente y de los eventuales tratamientos utilizados anteriormente. Es posible decidir de tratar sólo la parte enferma (estrategia focal) en oposición al tratamiento completo (radical), con miras a preservar al máximo la calidad de vida limitando el impacto sobre los tejidos circundantes.

Tratamiento robotizado: precisión y seguridad

El urólogo planifica el tratamiento Ablatherm® HIFU y la máquina ejecutará este tratamiento a la letra, con una precisión inferior al milímetro, lo que es imposible con la mano humana.
Ablatherm® HIFU tiene muchos dispositivos automatizados de seguridad y permite seguir en tiempo real los parámetros del tratamiento para que éste tenga lugar en las condiciones óptimas de seguridad y eficacia.
 

 

Last update July 22, 2010

This site complies with the HONcode standard for trustworthy health information.
Verify here.