Tratamiento Ablatherm® HIFU paso por paso

1. Se anestesia el paciente: anestesia raquídea o general

2. Durante el tratamiento, se coloca confortablemente al paciente sobre el costado derecho. El tratamiento dura entre 1 hora 30 y 2 horas 30.

3. Se introduce en el recto del paciente la sonda que permitirá el tratamiento. Esta sonda permite a la vez visualizar la próstata y emitir los ultrasonidos que destruirán las células.

4. La próstata se encuentra inmediatamente delante del recto, a algunos centímetros del ano, lo que permite realizar el tratamiento por las vías naturales sin traumatismo ni incisión para el paciente.

5. La sonda permite ver integralmente la próstata por ecografía y el software permite crear una vista tridimensional para localizar con precisión la zona que se debe tratar.

6. Gracias al software, el médico visualiza los límites de la próstata, define los márgenes de seguridad y planifica cada etapa del tratamiento con una precisión milimétrica. El urólogo define de manera precisa el tamaño de las lesiones que se creará en función de la anatomía del paciente, para garantizar la eficacia y la máxima seguridad posible del tratamiento.

7. Finalmente, la sonda realiza automáticamente el tratamiento tal como lo ha definido el médico. Se realizan entre 400 y 800 pequeñas lesiones, una al lado de la otra, para tratar toda la próstata. Durante el tratamiento, el médico ve en su pantalla, en tiempo real, el avance del tratamiento.

 

8. Una vez terminado el tratamiento, el urólogo coloca la sonda urinaria para que la orina pueda salir normalmente durante las horas que siguen el tratamiento.

 

Last update July 22, 2010

This site complies with the HONcode standard for trustworthy health information.
Verify here.